Gobierno de Canarias en alerta máxima por lluvia

relampagos en alerta por lluvias en Canarias
El mal clima ha provocado una alerta por lluvias en Canarias

El Gobierno de Canarias declara alerta naranja debido a las fuertes precipitaciones que han arreciado al Archipiélago desde el viernes.

Esta iniciativa responde a la aplicación del Plan de Protección Civil por Fenómeno Meteorológico Adverso.

El mal clima toma protagonismo en las islas; y de acuerdo a las estimaciones de la Agencia Estatal de Meteorología y otras fuentes disponibles, se esperan que lluvias y chubascos entre moderados-fuertes bañen el territorio mañana domingo.

Por otro lado, no se descarta la probabilidad de aguaceros muy fuertes.

¿Quiénes se verán más afectados?

Las zonas altas, vertientes oeste, sur y este y las áreas metropolitanas de las islas capitales son las que se verán más afectadas por las lluvias.

Según la Aemet, se espera que la precipitación durante las doce horas del día domingo superen los 100 litros por metro cuadrado; pudiéndose incrementar esta cifra en una hora, pudiendo alcanzar los 30 litros en una hora.

Alerta por lluvias en Canarias máxima

La Dirección General de Seguridad y Emergencia declarará el domingo situación de alerta máxima debido a los vientos que afectará principalmente la Gran Canaria y al oeste.

  Se estima que los vientos alcanzarán una velocidad media entre 35 y 50 kilómetros por hora, con intervalos más fuertes que pueden alcanzar entre 80 y 130 kilómetros por hora.

Otras medidas

Por otro lado, con el fin de garantizar la seguridad de los canarios; el Cabildo de Tenerife prohibirá el tránsito de personas y vehículos por los senderos y pistas forestales; a raíz de la alerta por lluvias en Canarias.

El Cabildo tiene a disposición de las personas los medios preventivos y de emergencia para poder atender cualquier inconveniente que se pueda desprender luego de la alerta por lluvias en Canarias. Las cuadrillas de emergencia están distribuidos principalmente en las carreteras.

Asimismo, se recomienda a la población no cruzar por lugares donde es posible que ocurran desprendimientos de tierra, caída de piedras o ramas; como es el caso de los barrancos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *