Canarias prohíbe el alquiler vacacional en zonas turísticas

Los dueños que tengan más de tres casas tendrán consideración de actividad profesional.

El Gobierno de Canarias ha anunciado este lunes el borrador del nuevo decreto que regula el alquiler de vacaciones en el archipiélago que impide su avance en suelo residencial en zonas turísticas, aunque admite la oportunidad de que cabildos y ayuntamientos estimen excepciones.

El texto, que se somete en este momento a un tiempo de información pública de un mes,deberá contar además con los reportes favorables de diferentes departamentos del Ejecutivo y del Consejo Consultivo para ser aprobado terminantemente en el Consejo de Gobierno a final de año.

En rueda de prensa, el asesor regional de Turismo, Isaac Castellano, comentó que el propósito del Gobierno es “actualizar” la normativa, contribuir a asegurar el ingreso a la vivienda de los habitantes, apostar por la “sostenibilidad y calidad” y evadir el “desarrollo desordenado” sobre el territorio. Está claro que el decreto por si solo no puede resolver problemas que son tan transversales, agregó Castellano.

Castellano comentó que se abre la puerta a que las corporaciones locales confirmen “excepciones” o fijen “marcos flexibles”, dejando claro que por jerarquía urbanística, primará el método de los cabildos en caso de diferencia de criterios con los ayuntamientos.

Canarias prohíbe el alquiler vacacional en zonas turísticas
Canarias prohíbe el alquiler vacacional en zonas turísticas

Canarias prohíbe el alquiler vacacional en zonas turísticas

Las casas de alquiler para vacaciones van a tener seis meses para ajustarse a la novedosa normativa cuando se apruebe, y quedan fuera de la regulación las islas verdes (La Gomera, La Palma y El Hierro), así como quedaba recogido en su propia ley.

Alquiler vacacional en las islas de La Gomera, La Palma y El Hierro

En La Gomera, La Palma y El Hierro el alquiler vacacional será permitido independientemente de la calificación del suelo.

El borrador de decreto establece además diferencias entre los dueños, debido a que los que posean tres o más casas van a tener categoría de actividad profesional y tendrán que tener trabajadores y un equipamiento mínimo, de la misma manera que las viviendas rurales.

Además, se establece que debe existir operativo un teléfono 24 horas para registrar incidencias.

En relación a las interfaces digitales, el borrador del decreto establece que las casas en oferta tienen que tener el número de registro y si se descubre alguna plaza irregular, tendrán que ser eliminadas en un período de no más de seis meses.

Según el último estudio de la Comunidad Autónoma en relación a 2017, Canarias tiene un total de 31.975 viviendas en régimen de alquiler para vacaciones, un 5,8% más que el año previo y un total de 131.032 camas, un 1% más. De ellas, unas 6.600 viviendas están autorizadas por los cabildos.

14 inspectores serán los encargados

Para poder aplicar el decreto, la Comunidad Autónoma se equipa con una plantilla de 14 inspectores, que se apoyarán en un futuro plan de inspección turística que atenderá “de forma destacada” al alquiler vacacional, ha expresado Castellano. Este ha incurrido también en que el decreto no toma medidas sobre las comunidades de propietarios porque la ley de propiedad horizontal es competencia del Estado, y ha resaltado la intención de la Comunidad de convocar una mesa de trabajo entre Comunidades y el Estado.

Estos 10 puntos resumen las claves sobre el decreto de alquiler vacacional

1. Facilitar el acceso a la vivienda a los residentes de las islas

Pretende ayudar a garantizar el acceso a la vivienda de los residentes, apostar por la «sostenibilidad y calidad» y evitar el «crecimiento desordenado» sobre el territorio.

2. El papel cabildos y ayuntamientos

Cabildos y ayuntamientos pueden establecer excepciones o fijar marcos moldeables, dejando claro que por jerarquía urbanística, primará la desición de los cabildos en caso de diferencia de criterios con los ayuntamientos.

3. Se contará con seis meses para adaptarse a la nueva ley

Las viviendas de alquiler vacacional dispondrán de seis meses para amoldarse a la nueva normativa cuando se apruebe.

4. No se aplica en las ‘islas verdes’

Quedan exentas de la regulación las “islas verdes”, tal y como quedaba recogido en su propia ley, debido a la poca incidencia y suelo turístico del que estas disponen.

5. Las diferentes clasificaciones de propietarios

Los que posean tres o más viviendas tendrán categoría de actividad profesional y tendrán el deber de contar con trabajadores y un equipamiento mínimo, al igual que las casas rurales.

6. Disponer de teléfono para incidencias

Se instaura que debe haber operativo un teléfono 24 horas para registrar las posibles incidencias.

7. Control de las plataformas digitales

El decreto implanta que las viviendas en oferta deben contar con el número de registro y si se percata alguna plaza irregular, deberán ser eliminadas en un plazo máximo de seis meses.

8. Las sanciones a las plataformas

Las plataformas que no cumplan con la ley y ofrezcan viviendas vacacionales ilegales, serán condenadas.

9. Aumento en la plantilla de inspectores

La Comunidad Autónoma contará con una plantilla de 14 inspectores, que se apoyarán en un futuro plan de inspección turística que atenderá al alquiler vacacional.

10. Comunidades de propietarios

El decreto no tomará medidas sobre las comunidades de propietarios porque la ley de propiedad horizontal es competencia del Estado. Se convocará una mesa de trabajo entre Comunidades y el Estado.