La Graciosa fue reconocida por el Senado como la octava isla habitada de Canarias

8va isla del archipiélago; La Graciosa

La octava isla habitada de Canarias fue decretada La Graciosa; luego de haber sido aprobada por unanimidad la moción propuesta por el PP ante la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado.

Con el apoyo unánime de las instituciones canarias y el impulso del Consejo de la Ciudadanía; la moción promovida por el PP y que contó con dos enmiendas realizadas de Unidos Podemos; La Graciosa obtuvo su declaración como la octava isla de canarias habitada,

La declaratoria insta al Parlamento canario y a las Cortes Generales para que desarrollen la reforma del Estatuto de Canarias que se corresponda con el compromiso adquirido dejando clara la existencia como isla habitada y perjuicio sobre su adscripción administrativa a Lanzarote, a La Graciosa.

También se insta al Gobierno para que modifique la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local;  reconociendo a La Graciosa como supuesto de entidad local con personalidad jurídica. De las trece islas que conforman el archipiélago, siete cuentan con cabildos como administración propia.

Información demográfica de La Graciosa

En La Graciosa viven unos 700 habitantes que reciben por año a unos 25.000 turistas que la visitan para disfrutar de sus espacios protegidos dentro del Parque Natural del Archipiélago de Chinijo. Administrativamente está agregada a Lanzarote, Municipio de Teguise.

Uno de los puntos que contempla la moción expuesta por el PP es la importancia que la isla La Graciosa cuente con los servicios básicos que permitan la conciliación de la vida en la isla; así como la conservación de sus valores naturales extraordinarios.

La Graciosa tiene 29 kilómetros cuadrados; en ellos puedes encontrar los pueblos de Casas de Pedro Barba y La Caleta del Sabo; ambos al noreste de Lanzarote separadas por «El río».

El que La Graciosa sea reconocida como la octava isla habitada es una acción que se venía promoviendo desde hace cinco años; para ello entregaron más de 4.000 firmas al Cabildo de Lanzarote para solicitar los cambios legales necesarios.

Aunque los promotores no buscan que se establezca un nuevo cabildo; si piden que cuente con un presupuesto propio; que le permita a los vecinos de La Graciosa gestionar directamente los servicios básicos que necesitan.