Un astrofísico canario pronostica el paso de un peligroso asteroide entre la Tierra y la Luna

Un astrofísico canario pronostica el paso de un peligroso asteroide entre la Tierra y la Luna. Se trata de un cuerpo rocoso de entre 20 y 40 metros de diámetro, que pasará aproximadamente a unos 165.000 kilómetros de la Tierra. El pronóstico fue realizado por los miembros del Instituto de Astrofísica de Canarias, gracias al uso del Gran Telescopio de Canarias. En dicho instituto fue determinada la distancia a la que pasaría el asteroide en relación a la Tierra, la trayectoria y el año específico, 2082.

El asteroide lleva por nombre 2019 DS1. El 26 de febrero del año 2082 será indicada la trayectoria exacta que llevará el asteroide.

La distancia de 165.000 kilómetros puede suponer un riesgo elevado para el planeta Tierra; el impacto del asteroide podría provocar una catástrofe de la magnitud de la ocurrida en Tunguska durante el año 1908; esto fue advertido por el Instituto de Astrofísica de Canarias durante una nota de prensa que ofrecieron.

Se trata de un cuerpo rocoso de entre 20 y 40 metros de diámetro, que pasará aproximadamente a unos 165.000 kilómetros de la Tierra. El pronóstico fue realizado por los miembros del Instituto de Astrofísica de Canarias, gracias al uso del Gran Telescopio de Canarias. En dicho instituto fue determinada la distancia a la que pasaría el asteroide en relación a la Tierra, la trayectoria y el año específico, 2082.
Se trata de un cuerpo rocoso de entre 20 y 40 metros de diámetro, que pasará aproximadamente a unos 165.000 kilómetros de la Tierra. El pronóstico fue realizado por los miembros del Instituto de Astrofísica de Canarias, gracias al uso del Gran Telescopio de Canarias. En dicho instituto fue determinada la distancia a la que pasaría el asteroide en relación a la Tierra, la trayectoria y el año específico, 2082.

Qué fue lo ocurrido en Tunguska y cómo se relaciona con el asteroide 2019 DS1

El Bólido de Tunguska fue un suceso ocurrido el 30 de Junio de 1905, y que se presentó luego de que una roca espacial atravesará la atmósfera y explosionara en el cielo de Siberia. La explosión provocó una liberación de energía equivalente a 185 bombas de Hiroshima, dato informado por la NASA. Esta roca tenía un diámetro de 37 metros.

La alerta que nos mueve hoy es bastante similar a la ya ocurrida en 1905, pues el asteroide 2019 DS1 posee un diámetro de entre 20 y 40 metros.

Para esta ocasión, el Gran Telescopio de Canarias formará parte del equipo de protección planetaria. Dicho programa tiene como finalidad mantener bajo vigilancia y estudio permanente los asteroides que pasan tan cercanos al planeta Tierra, provocando un alto riesgo de colisión. La vigilancia estricta de los asteroides es de vital importancia, con ello se puede lograr tomar las medidas necesarias para disminuir los riesgos y sus posibles efectos.